sábado, mayo 15

Devuélveme Mi Cordura, Paranoicas #5


Escríbeme en azul, y entonces me tomaré el tiempo que sea para leerte. En verde no, ni en el color que sea, azul hoy es azul. El cielo a veces es azul, otros veces aquí en este lugar se pone morado, anaranjado, amarillo, y entonces ya no te sientes aquí, pero irónicamente sólo aquí se ve así y si no es así no me importa, prefiero creer que si.

Escucho silencio, pero si el silencio es silencio, entonces no se puede escuchar, escucho la nada entonces, escucho el vacío, y como quieras decirle, en pocas palabras no hay palabras. Escucho paredes, escucho el techo, escucho las ventanas, y hasta el piso, me habla la vida, el aire, el viento, y hasta las personas que no solían hacerlo, regresan los muertos y los vivos que se hicieron pasar por idos, los venidos y los que están aquí.

Pero no quiero hablar con nadie, eso me pasa hoy, no sé si te pasa a ti también, y me escondo, y sé que te escondes, y nos escondemos todos, pero la cosa es que realmente no nos escondemos, simplemente nos miramos y no decimos nada, seguimos caminando, seguimos de largo, nos hacemos los locos, que debo decir es mi completa especialidad. Luego se me olvida lo que hago, en dónde estoy, y con quién, pienso en canciones pues es mucho más fácil concentrarme de esa forma, pienso en palabras que flotan, pienso en videos musicales que se escabullen entre los acontecimientos de mi día a día, en gente caminando por calles a un paso acelerado, cantando una canción donde las guitarras se asemejan a voces agudas que destrozan tímpanos.

Pienso en historias, en situaciones que quiero generar, pero que nunca generaré. En diagramas de clases, en modelos de entidad de relación, en diagramas de actividad y de estado, pienso en c++ y pseudocódigos, me imagino diseños y colores, etiquetas y loops, imagino mundos-xtraviados, árboles verdes, nubes moradas “Si moradas”, en fin cualquier cantidad de cosas, cualquier cantidad de cosas. Saltan rayas y círculos, saltan cuadros, se pone en negro, mi mente se pone en negro, se pone en blanco, mi mente se pone en blanco… Hablo con amigos imaginarios, y es a ellos a los que les pido devuelvan mi cordura.

No hay comentarios: