viernes, diciembre 31

La última entrada del año, Paranoicas #14


Que sea el final, no quiere decir que sea necesariamente algo fácil... Siempre quede ese sabor amargo en la boca del que pudo ser y no fue, de lo que es realmente importante, la duda de saber si nuestras prioridades son las correctas, o si la estamos cagando de alguna u otra forma, y la verdad es que por más que sea, para que sea perfecto del todo hay que echarle bolas, más fácil es seguir adelante y no arrepentirse.

Caigo en cuenta que debo comenzar a trazarme metas más realistas, esto de hacer retrospectiva no siempre suele ser fácil, pero es muy satisfactorio cuando puedo mirar atrás y sentirme muy feliz por la persona que soy, esto de cometer errores es constante, pero no por eso la vida es digamos más complicada, simplemente es un respirar profundo y tener el valor de continuar.

Siempre existen esos deseos de cosas que en este momento no poseemos, o que poseemos no de la forma que queremos, también ese deseo de personas lejanas que quisiéramos mantener bien cerca, y tristemente las personas que comenzaron ausentarse y dejaron de hacer falta comienzan a desaparecer poco a poco, es inevitable.

Y es difícil querer cosechar de esas amistades, pero que por más que uno lo intente, no se puede... Hay asuntos que se hacen a dos manos, diferentes manos, y si alguna de las manos falta, no se logra, es como el amarse, si, es así como esos amores correspondidos... "Quiéreme tú, para quererte yo".

Este 2010 se fue realmente rápido, pero dejó muchas marcas que espero jamás se borren, dejó personas excelentes en mi vida, y creó expectativas que espero no se desmoronen, fue un año extraño, pero complaciente, me hizo feliz de una forma que no sabría explicar, abrió puertas las cuáles espero explorar para este 2011.

Podría extenderme de una manera inimaginable, pero en realidad quería sintetizar de una forma muy sencilla lo feliz que fui con este año, y agradecer a mis amigos y todas las personas que tocaron mi vida de alguna u otra forma. Para ellos espero que el próximo año sea su año.

Algo que decir

Siempre los finales me han parecido, la forma menos adecuada para determinar un cierre... Generalmente los cierres implican un nuevo comienzo, y los comienzos por más que sea generan expectativas.

No me gustan las despedidas, ni decir adiós, a veces tampoco me gusta decir hola... Pienso mucho en esta soledad generada, estoy tan acostumbrado a ella, que quiera o no quiera, termino apartando de mi a las pocas personas que quieren compartir conmigo.

Luego, están los que te necesitan por alguna cosa, careces de ese asunto, "adiós, fuiste muy bueno pero adiós". No me gusta poner puntos finales, pero es justo y necesario.

El año se fue literalmente volando, eso me tiene preocupado.
Published with Blogger-droid v1.6.5

viernes, diciembre 17

De Repente Fue Ayer, Paranoicas #13

10e20c8212ff3286f4e1e13a3d5f6f5d33e45f6f_m
El tiempo comienza a moverse más rápido, pero sé que son sólo ideas mías, por comenzar a necesitar de más y más tiempo, por comenzar a depender de un reloj del cuál huyo, pero que me delimita, y me encierra en si.

No tengo tampoco esas ganas de escribir largos párrafos que nadie leerá, dedicados a 2000 personas que no pintan ni un día en mi futuro, entonces seré breve…

Atrás quedaron esos días en los yo era el papá y mis padres mis hijos, siempre fui ese niño que diariamente se preguntaba ¿Pero aquí quienes son los padres?, pero ahora los entiendo, tener un hijo no es fácil, y siempre el primero debe entender que para ellos es un aprender también.

Ahora, ¿Qué hay para mi en la actualidad?… Un tratar de ser feliz constante, de sonreír por más difícil que se me haga, y comienzo a echarle liquid paper a los errores, y comienzo a reescribir los archivos, y desde lejos esa hoja está llena de manchones, tachones y borrones, pero al fin y al cabo es lo que me hace ser este ser, el completo incompetente, el incompleto, el que posee ese cartel en la frente que dice “En Construcción”, y no es que me queje, o me sienta mal con la persona que he construido, pues soy feliz de esta forma.

Pero siempre hay un espacio para hablar de ti, pero esta vez no será para explicar lo que no fue, y lo que no se hizo, sino para abrir un poco este pecho, y comenzar a dejar salir sentimientos, porque yo pensaba que no me afectaba, que era pasajero, que no sentía nada, y resulta que es todo lo contrario, que en este preciso momento siento ansiedad, y ese agujero negro en el medio del pecho que me carcome y me tiemblan los brazos, y me sudan las manosEspero no sea que se me bajo la tensión–, pero ¡Qué Arrecho!, cómo luego de haber dicho hasta aquí, te las arreglaste para introducirte en mi mente, y ahora que te quiero fuera, te niegas a salir.

En conclusión -pues tengo tiempo que no concluyo-, esto lo escribo para leerlo después… Y para que el titulo tenga concordancia de alguna forma, no concluyo nada más, porque no sé qué hacer al respecto, no poseo un plan, mucho menos un esquema de tareas que me haga la vida más fácil, de hecho el tiempo en su desespero por avanzar espero que elija la mejor solución.

PD: El titulo de está entrada se lo debo a @Rockxy porque leyendo su blog di con el.

lunes, diciembre 13

Abrazarte, Súperhistoria #22

c4ef8a3f0d327b6d1d2280fa66c0955e67241cc6_m
Cómo comenzó y cómo terminará no es lo importante para contar, lo importante es hacerte recordar, ir a ese momento en el que por primera vez nos vimos de forma distinta, no fue con lástima, ni siquiera con alegría, fue algo más parecido a tener paz, y tuve paz cuando te vi, y tuviste paz cuando me viste –y lo sé, no porque lo hayas dicho, lo sé porque lo vi en tus ojos, y lo sentí al tocarte, y lo sentí al respirarte–…

Fue ese día de un mes que no recuerdo, en una noche que tal vez fue fría, pero me inclino a pensar que hacía calor, no había  llovido en días, íbamos en mi carro, no sé si me tomabas de la mano, pero creo que jamás olvidaré como se siente cuando me tocas, esas manos suaves que me queman la piel, haciéndome desear nunca dejar de sentirlas. Yo iba callado, tratando de calmar mis pensamientos y escuchar finalmente la música, tú ibas hablando aunque ahora que lo pienso no estoy seguro, creo que jamás vi tus labios moverse, pero sé que te escuche, a veces creo que fue más una ilusión, un espejismo de esos que se cuentan cuando algo es demasiado fantástico como para ser real, creo que tuviste un poco de eso, fue demasiado fantástico para ser real.

En todo caso, me detuve en una calle de esta ciudad, esa que es amplia, y muy poca gente pasa por ella, te miré a los ojos, te tome de las manos, y no sé porqué, pero te dije: Te voy abrazarMe sentí tonto al decir eso, pues no soy el tipo de persona que advierte antes de hacer algo, simplemente sucede y ya- te abrace, lo primero que puede percibir fue el olor de tu cabello, negro, largo, suspiré pues me sentía tan bien contigo allí, sé que te sentías bien conmigo allí, suspiraste, y sé que te sentiste segura, cómoda… Te abrace tantas veces después, y fue diferente cada vez, yo sobre ti, tu sobre mi, me aferre a tu espalda para no dejarte ir, por miedo a que quisieras escapar, mis labios sobre tu cuello, tus manos sobre mi nuca, mi brazos sobre tu cintura, y el tiempo se detenía y el mundo dejaba de existir, y sólo éramos tu y yo.

Quise decir tantas cosas, que nunca dije, que nunca diré. Quise estar allí para siempre, de ser posible morir en ese momento y renacer, no sé para qué, no entiendo por qué, pero así lo sentí, así lo quise. Y ahora que en las noches no me queda más que pensarte un poco, y desear abrazarte a veces, no porque hayas sido perfecta, más bien porque si en algún momento de nuestras vidas algo dentro de nosotros crujió, fue allí, sé que algo se quebró o algo hizo clic como cuando unes dos piezas que están destinadas a estar juntas, pero no creo en el destino, y sé que no somos las dos partes de una misma cosa, no somos esas piezas de lego que se unen perfectamente…

Y es en las noches cuando siento más ganas de abrazarte, y es en la noches cuando me dan esos ataques de ansiedad, y parezco cualquier adicto, deseando poder drogarme con tus abrazos nuevamente, pero ni te abrazaré nuevamente, ni fue real.

domingo, diciembre 12

Como quiero que seas, Paranoicas #12

bd252f8b59fc1e14b331079d392b75c206c1bd5f_m
Siempre he mantenido una imagen del tipo de persona que quiero ser, y la comparo constantemente con el tipo de persona que soy, y con el tipo de persona que fui, porque entre mis prioridades está eso de mejorar un poco todos los días, de no levantarme un día sin saber que haré con mi vida, pero a veces me pasa que no sé qué hacer contigo, no sé qué hacer conmigo, no sé qué hacer con los dos juntos, si estar separados, si agarrar tu número, tus trescientos perfiles en todas esas redes sociales en las que somos amigos, tus fotos conmigo, y tus fotos sin mi, y darle delete.

Porque para ser sincero, a veces me duele, otras veces no… Pero cuando me duele, me da por pensar en cómo me gustaría que fueses, en cómo se supone que debes complementarme, cómo debes hacerme sentir, cómo me gustaría que hablarás, que pensarás, que mirarás, que sintieras, porque no mentiré al decir que nunca me he hecho esa imagen “perfecta” del tipo de persona que se supone debes ser.

Es entonces cuando aparece esa otra parte de mi, la que tiene el control, y concluyo contundentemente que yo nunca te obligue a ser como quiero que seas, pues me gusta que seas como eres, porque irremediablemente eso es lo diferente que me atrae de ti... O me atraía de ti. Es duro despertar un día sintiendo que nada de lo que se dijo fue cierto –o por lo menos no tan cierto como para terminar definiendo vidas-, nos faltó dedicación, tiempo, cariño.

Y no sé si alguna vez lo notaste, pero como quiero que seas, es cómo siempre has sido, la chica al otro lado de la acera, la que no se calla, la que pelea, la que su vida no es de fantasía, la que vive sola y sufre sola, la que oculta su amargura detrás de esa máscara de autosuficiencia, la que usa el sarcasmo para sentirse poderosa, la misteriosa, la ausente, la melancólica que odia la melancolía, la que odia que la vean llorar, esa chama que nunca fue alegre pues la alegría no la merecía, esa eres tú, la que tiene una barrera que pides a gritos que derriben, pero que refuerzas día y noche.

El problema no es cómo quiero que seas, mi problema es que nunca he sabido pelear por las cosas que quiero.

domingo, noviembre 14

Me atormenta el terrible silencio, Paranoicas #11

paranoicas
Me atormenta el terrible silencio,
cuando me castigo con mis pensamientos insanos,
cuando tengo una eyaculación mental, y quedo exhausto
sediento de más para imaginar.

Me atormenta el terrible silencio,
cuando no quiero pensarte, pero no puedo evitarlo,
cuando me arde la piel, por la terrible soledad,
cansado de vivir muriendo.

Me atormenta el terrible silencio,
cuando me consigo ignorándome,
cuando intento hablar pero es que todo puede más que yo,
y termino callado, por no saber insistir.

domingo, noviembre 7

Con la primera letra de tu nombre, te busqué… Súperhistoria #21

SUPER21
Así comienza el capitulo que lleva a la conclusión de nuestras vidas, primero fue la desesperación por vernos, por tenernos y tocarnos, por sabernos y conocernos, la desesperación de las noches ausentes en las que deseábamos estar el uno con el otro. Luego las ausencias contraladas, los silencios premeditados, los besos que llenaron los espacios en los que pensamos pero nada dijimos.
Dime tú… Ahora que el tiempo ha pasado, que las hojas de los árboles comienzan a caer, y el ciclo tiende a culminar, si alguna vez todo lo que dijimos era de verdad, si alguna vez todo lo que sentimos existió realmente, si alguna vez cuando te toque, cuando me tocaste, y te miré y me dijiste te quiero, y te respondí yo también, ¿era cierto?.
Hoy cuando no tengo nada que hacer, que la música me lleva a pensarte por casualidad, digo en alta voz: “Coño, ¿Qué paso?”… Y es que todo fue un mal desenlace, en un momento perdimos la noción de lo que sucedía, y se nos fue de las manos. El no tenerte, el extrañarte, el esperarte, todo se volvió un caos cuando no pude cumplir mi promesa de tener paciencia y entender tus cambios de estado, de entender tus luchas internas, entre quererme y no quererme, desearme y repelerme
Ya no me queda más que buscarte por la primera letra de tu nombre, ver esa imagen constante que te mantiene cerca de mi, cuando la realidad es totalmente diferente, y suspirar por lo que no fue, y pensar en todas esas cosas que no hicimos finalmente. A veces no es que te piense y quera verte, sólo que con colocar esa letra en la barra de búsqueda, apareces tú al principio de la lista, es un tonto mar de desilusiones como esa música que un día inspiro el nombre de este blog.
Me preocupa el día en que vea esa misma imagen al lado de tu nombre, y ya no sienta nada. Será cómo cuando llueva y no me produzca algo, o será así como un día en que me levante sin saber que hacer, una decepción completa en la cuál no quiero participar.

domingo, octubre 31

Conocer-nos, Súperhistoria #20

f8f56abf687ebf8de61eda7c0c22ec71a6862b82_m
¿Qué es conocerse?, ¿Qué fue eso de conocernos y amarnos todo en un sólo instante?¿Qué fue?. ¿De dónde salió todo este amor?, ¿Todo este cariño acumulado, y todos los abrazos que en resumido tuve que suministrarte en uno sólo?, ¿Qué es esto que siento al tocarte, y qué es esto que siento cuándo me tomas las manos?… ¿Qué es?.

Yo no tengo la respuesta, creo que tú tampoco las posees, pero aquí estamos, siendo una sola persona, rozando nuestra piel, sientiéndonos, abrazándonos, observándonos, oliéndonos, me aferro a ti cómo jamás nunca pude aferrarme a algo, me aferro a ti cómo jamás tuve el valor de hacerlo por nadie más, me aferro.

Yo no sé pero algo sucedió, no hubo pausa para está explosión de sensaciones que nos unió en el mismo instante que nuestras miradas se cruzaron por primera vez, y entonces, ahora ¿Para qué parar?, tengo miedo de comenzar a sentir una inexplicable realidad que no podré mantener, tengo miedo de comenzar a crear con cristal un mundo que sostengo con mis manos, y que en cualquier momento se puede romper, hiriéndome.

Si hoy te pensé, no dudes que mañana también lo haré, y todos los días es un conocernos, y todos los días es un pensarnos, y constantemente es una irremediable caída en picada hacía el vacío, pero sé que contigo estoy bien, pero sé que contigo no tengo miedo de lo que pueda suceder cuando el vacío se acabe y terminemos nosotros estrellándonos contra el asfalto.

¿Qué viste en mi?, ¿Cómo escuchaste mi voz, te gustó?, ¿Cómo fue conocerme en un instante en el que no dijimos palabras, y guardamos silencio mientras nuestras almas se conectaban?… ¿Cómo fue?. Para mi, conocerte fue excelente, y no sé que será mañana, pero hoy soy feliz así.

miércoles, octubre 27

Ese Muro, Paranoicas #10

5f08bb970d439bdcfb8e4c85f95b844abc769053_m
Finalmente tuve el valor para sincerarme, y aceptar que existe un muro… Tan gigantesco como puedas imaginarte, tan denso como tu mente pueda creerlo. Un muro que me separa de ti o de cualquier otra persona, que no me deja expresarme y que finalmente impide que me muestre tal cual soy.

Nunca he sido bueno con esto de dar una buena primera impresión, no soy la persona más conversadora del mundo, ni siquiera soy de los que inician una conversación, y no es que carezca de interés, tampoco es que me crea superior o sea monotemático o tan plano y gris como cualquier político latino-americano del siglo pasado…

Me he creado esta barrera que ya no puedo derribar, yo mismo sin querer me he encerrado en este lugar de 2x2 metros, dónde mis pensamientos quedan atrapados, dónde mis palabras no pueden salir, y no me queda más que sentarme a esperar a que alguien se disponga a entrar.

Es chistoso esto, es una barrera que me impide salir, pero no sin embargo todo puede entrar, ¿Quién estaría dispuesto a entrar?, dar ese paso y no dejarse llevar por esta apariencia de prepotencia y superioridad que no me caracteriza pero que sin querer estoy reflejando, para llegar al centro y tocar mi alma, y descubrir que no soy más que un chamo inseguro, con miedos, y defectos, con millones de sueños y metas, con ganas de hacer y vencer, fracasar si es el caso y de triunfar si la situación lo amerita.

¿Quién está dispuesto a derribar este muro conmigo?, y por fin evitar ser odiado sin razones, muchas veces me he propuesto lo siguiente “Si has de odiarme, sólo déjame saber, para darte un motivo valedero para que lo hagas”, no soy una joya o una piedra preciosa, por lo sé que no puedo simplemente ser el mejor amigos de todos, pero me he percatado que hay mucho que podría mostrar de mi, y que no he podido por este muro de aquí.

sábado, octubre 16

Entre Tú y Yo… Distancia, Súperhistoria #19

59e4aedc2e5a1b2b9ad1bd15b573bd5d5c51a4be_m
El amor verdadero no reconoce distancia”… Así dice una canción de música venezolana, también dice: “Y si por su amor yo muero, para quererla revivo”… Cuando pienso en la distancia se me dibuja tu rostro y entre nosotros un camino interminable, y por más que deseo alcanzarte no puedo.

Me encanta que te hagas la valiente, que quieras protegerme a pesar de lo obvio, –y lo obvio es ese montón de tierra que no nos deja ser uno-, yo te digo que eres mi rock <3 y me gusta eso, que quieras protegerme, y sé que estás confundida, sé que jamás habías tenido está responsabilidad de querer a alguien a distancia y no defraudarle, yo estoy comenzando ausentarme hasta de mis propios pensamientos, es que me pierdo en este universo, mientras espero verte llegar, y tu sufres y no quieres ser mala, no me quieres lastimar –Yo tampoco a ti- y sé que sabes que te extraño y a veces me gustaría evitarlo para no preocuparte, pero es inevitable.

Pero como te dije una vez: “Prefiero extrañarte a no tenerte de ninguna forma, creo que jamás se me había hecho tan difícil querer a alguien, pero si aquí estoy es porque tú eres la persona más especial que he conocido”… Me cuesta creer que este mundo sería diferente sin mi, pero sé que mi mundo sería diferente sin ti. Te creo cuando dices “En verdad te quiero”, créeme cuando te digo que yo también lo hago.

A veces pienso en eso que dijiste una vez, “Si viviésemos en la misma ciudad, capaz nunca nos hubiésemos conocido, y si nos conocíamos capaz no nos fijaríamos entre nosotros”, pero yo no creo en eso del destino, y sin embargo haberte conocido ha sido uno de los momentos más finos de mi vida… Sé que si me toca verte marchar, algo dentro de mi crujirá, sé que si me toca verte ir, no se sentirá bien, hoy te quiero aquí.

Esto produce un miedo en mi, un miedo en ti, no saber si somos capaces de retribuir al otro lo que siente por nosotros, tú eres la chica misteriosa, mi misterio está en números negativos, pero las cosas son como deben ser, si te has de ir… Adiós, si te has de quedar… Aquí estaré. Que cosa tan poco poética, y sin embargo mis labios arden sino te besan, y es una constante lucha entre seguir y no seguir, querer o no querer, yo opté por este sacrificio que nos pide la vida, que es querernos a la distancia, no sé si tú estás dispuesta a lo mismo…

Sólo a ti te pido por favor, no me dejes con la mano extendida, ahórrame energía, y evitemos ilusiones innecesarias, porque entre tú y yoDe lo que estoy seguro es que existe una gran- distancia.

jueves, octubre 7

Ensayado, Súperhistoria #18

FLICKER
Contigo siempre pensé que sería diferente, un día me levanté pensando en ti, pensando que lo estaba haciendo bien por primera vez en mi vida, pensando que si de algo estaba seguro, era que contigo quería estar para siempre. Ahora parece que todo lo que puedo pensar, creer, sentir, acerca de ti, acerca de mi, acerca de lo que por motivos mayores –supongo para no decir que alguno de nosotros tuvo la culpa- no sucedió, son pensamientos que pertenecen a ese universo de posibilidades que no sucedieron ni aquí, ni ahora, ni nunca.
 
Ensayo la cara que debo poner al verte, ensayo las palabras que debo decir para comenzar hablar, la media sonrisa que debo poner que supone debe ocultar lo que realmente estoy sintiendo, no quiero que sientas que debes sentir lastima por mi, o que has roto mi corazón, eso sería lo último que quisiera que pensaras… Hay días en los que sólo pienso que deseo con todas mis fuerzas, que agarres tus cosas y desaparezcas, luego me siento tan vacío, tan fuera de mi, tan estúpidamente ciego, tan cobarde por renunciar a ti de esta forma, de esta manera, pero… ¿Quién coño soy yo para obligarnos a estar juntos?, no quiero jugar a esto del destino.
 
Pero se siente tan poco placentero, se siente tan poco bien esperarte eternamente, es como contar con los dedos, un maldito placer culposo en el que me veo sumergido. ¿Qué fue de nosotros?, somos otra historia más en un blog que parece no llegar a nada. Creo que te engañé, me engañé, jamás te entendí, jamás supe por qué, jamás pude ver a través de tu piel, no llegue a esa parte de tu alma que con mi cuerpo quería tocar.
 
Tu silencio no es más que una anticipación a lo que vendrá después, sé que ensayas tu discurso, sé que también ensayas tu sonrisa, y para mi nada más importará, y querré abrazarte por última vez, y querré besarte por última vez, y ensayaré como hacerlo, y ensayarás la manera de tomarme de las manos y mirarme a los ojos, pero nada de eso sucederá…
Te mirarás al espejo, te verás y sonreirás un poco, yo por mi parte ensayaré verme lo mejor posible, ocultar esta melancolía que sé que no podré ocultar… Y es que definitivamente apesto para esto de enamorarme, y apesto mucho más para esto de desenamorarme, no sé por qué, si después de tantas desilusiones aun me sigue costando tanto, me gustaría poder tenerlo ensayado.

lunes, octubre 4

Iluminación, Xtraviada #2


Se rompe el cristal, y como ya dije debo volver a comenzar, pero la pregunta es: ¿Qué debo comenzar?, y muy a mi pesar la respuesta es: Vivir.

Se que ya no me puedo esconder detrás de falsos pretextos, y mucho menos lamentarme por amores muertos, hoy el aire es más fresco y hasta el sol es menos intenso. Ya creo que no le temo al exterior, y comienzo a sentirme encerrado dentro de estas paredes que comienzan achicarse sobre mí.

Vivir, pero ¿Cómo es vivir?, esperar para morir, pero ¿Cómo es morir?, todo se vuelve tan absurdo cuando las palabras del diablo toman sentido: *¡Acabó!, ¡Estúpida palabra!, ¿Por qué acabó? ¿No equivale eso a decir que todo quedó reducido a la nada? ¡Qué significa la eterna creación, si todo lo creado ha de desaparecer para siempre!. El mundo al dejar de existir, será como si no hubiese existido nunca, y sin embargo lo vemos agitarse incesante como si realmente fuese algo. En verdad, prefiero aún mi eterno vacío."

Vacío que llena al demonio, y sin embargo me llena a mí, el vacío de no importar vivir, y simplemente dejar todo así. Benditas palabras, venidas de un ser sin futuro, ni pasado, y mucho menos presente. ¿Acaso esto no es consecuencia de la evolución?, formamos parte de algo mayor, y cada minúscula pieza, forma, tiene una gran importancia en el gran contexto de la creación.

Pesimistas son las palabras de Lucifer, que sin temor declara nuestro fin. Mientras que las huellas de mi cuerpo no pueden quedar envueltas en la nada. * "Basta el presentimiento de aquella felicidad sublime, para hacerme gozar mi hora inefable. Porque aunque mi vida acabe, veo el significado en las huellas que he dejado tras de mi."

El significado de todo, de cada lugar, de cada persona, de cada palabra, de cada gesto, de cada acción y emoción, de cada momento, el significado de vivir, el significado de morir; hasta lo más mínimo tiene su razón de ser, de dónde nacimiento tras nacimiento se alcanza la mayor perfección. Felices estamos porque hemos participado de años nuevos, abriles florecientes, veranos calurosos, y tristes inviernos, porque aunque yo perezca otro continuará, y así lo inestable se hace eterno, proporcionando más tiempo al día sin final, a un tiempo que no acabará jamás.

Nosotros somos el planeta vivo, somos parte del universo entero, y sin embargo cada uno de nosotros es un mundo en miniatura, cargado de genes. Si logramos llevar esos genes a la siguiente generación, entonces no habremos vivido en vano. He allí el vivir, he allí mi existir, he allí mi comenzar de nuevo, porque todo ese dolor, todo ese sufrimiento, y confusión, fue solo para llegar a este momento, a la iluminación.

sábado, octubre 2

No es que te quiera, SúperColaboración #3

No es que te quiera, no es que te recuerde

es que no hay recuerdos…
Pero por favor, no me tengas lastima…

No es que te quiera, no es que te recuerde

es que no me gusta engañarme con sentimientos que no existen.
No fuiste mas que otra promesa rota

y de esas tengo demasiadas…

No me mires con vergüenza
(by Ray Colmenárez, Luis Olivera)

Camino, SúperColaboración #2


Por un camino te veré llegar,

y ya no sabré que hacer…

Quizás para ese momento sea tarde ya.

Por un camino te veré llegar

y ya no sabré que hacer…

No sé si llegue a recordar tu nombre.

O si quiera volver a empezar de cero.

(by Luís Olivera, Ray Colmenárez)

viernes, octubre 1

Distancia, SúperColaboración #1


Sabes qué pasa…


Que a veces no sé si con esta distancia,

te quiero lo suficiente como para soportarla.

Sabes que pasa.


que aveces no sé si con esta distancia


las mentiras se vuelven verdad, o se disfrazan como una.

(by Luís Olivera, Ray Colmenárez)

lunes, septiembre 27

Por Defecto, Súperhistoria #17

corazon-de-esponja-72
Siempre le tuviste miedo a eso de envejecer, el tiempo nunca fue tu mejor amigo, de hecho muy pocas cosas/personas lo fueron, nunca fuiste de los que miran atráspor lo menos no delante de otras personas-, ni de los que se interesan aparentemente por algo, aunque sabías perfectamente que tus propias pasiones te mataban a veces.
Respirar era como morir de a poco, lentamente, dejar que el alma se te fuera, no podías evitarlo, eras así, un ser complejo que intentaba ser simple, lo más difícil de todo era ocultar como tus propias miserias te consumían poco a poco, y reír, reír era tan difícil para ti.
Según pasaban los años las caras, los momentos, las voces y las palabras se volvían desconocidos, pero pensar en el futuro era desgarrarte desde adentro, un placer doloroso que no te permitías sentir muy seguido. Resultó que no soñabas, y si lo hacías nunca lo mencionaste, siempre callaste, siempre.
No era tu intención dejarte querer, pero muchas personas lo hicieron, quizás para ellos tú necesitabas protección, en cambio para ti, ellos necesitaban ser protegidos, pero no lo hiciste aunque muchas veces sentiste que debías hacerlo, pero no fue suficientemente fuerte, le temiste siempre a eso de querer, y dejarte querer, tú miedo más grande fue siempre tener que depender, establecer lazos no era lo tuyo.
Pero “Se tiene el corazón que se trae por defecto”… Y tu mente siempre fue ocupada por pensamientos de inexistencia, sobre los límites del universo, te gustaba eso de regresar del olvido para recordar que estabas vivo, pero sólo eso vivo, esperando ya no estarlo, cómo ahora.

domingo, septiembre 12

Hoy me pasa que..., De mi #1

Hoy me pasa que es domingo, que por más que intento sonreír me cuesta difícilmente, me amarga que me hablen, estoy sensible a las palabras, a las quejas, y a cualquier comentario... Intento saber como hacer que se detengan, pero no lo consigo. Que si te extraño, eso también. Que si te pienso, por supuesto es domingo. Que si quiero escapar, en el primer chance que pueda salir corriendo y no detenerme hasta que no pueda respirar más.


Hoy me pasa que miro por la ventana y si es un domingo cualquiera, que trato de invertir mi tiempo en contar colores, para lograr captar el sueño nuevamente, y no tener que levantarme de esta enorme cama un domingo en el que como cualquier otro las ganas se han ido. Si te escribo es porque te pienso, si te pienso es porque de alguna u otra manera te necesito, pero no sé si te necesito porque te quiero o porque no sólo es un capricho.

Hoy me pasa que no tengo ganas de nada

viernes, septiembre 10

Nada que ocultar, Xtraviada #1



Tu no eliges tu destino.
Te elegí a tí.


Y aquellos que te conocían antes de que el destino te tendiese la mano.... No pueden entender la profundidad de los cambios que se dan en tu Interior.


No comprenden cuanto soportamos el perder por un fallo... Pero eres el instrumento de un diseño sin fallos, evolución, destino.


Y toda la vida puedes estar dudoso... Dudoso de tu destino, de tus actos. Pero un héroe aprende rápidamente, quién puede comprender y quién simplemente se antepone en tu camino.

martes, septiembre 7

Me Deprime, Paranoicas #9

Melancolia - Manuel Daniel Rivera

Silencio, después del desastre viene el silencio... Tengo está costumbre de escribirme, para entenderme, y luego releer-me para pensar, pero pensar no es lo que quiero, y que tú tampoco lo sepas me deprime. Un día falte en tu vida, ese día hiciste desastres, aunque depende del punto de vista, yo por mi parte que vivo inmerso en una profusa felicidad prolongada, hoy tengo ganas de deprimirme, supongo que para otra persona o para ti fue un gran logro, no lo veo así.

Un día me deprimí porque no llovió, hace pocos días lo hice porque llovió, y no pretendo comprenderme, supongo que el día que logré entender todo, ese día veré pasar cada uno de los momentos de mi vida frente a mis ojos, supongo que será el final, así que no me preocupo por no tener la certeza a veces, el valor, o lo que sea que necesite para entender cuál es el significado de está pintura.

Los libros no me deprimen, pero tú, tú a veces lo haces, y yo sonrió y te digo "Eres genial", y sigo sonriendo, y no es suficiente... A veces no sonríes y otras veces tampoco lo haces. Termino hablándome de no sé que cosa, en no sé que lugar, con no sé que personas, pensando que sólo es un día oscuro en está historia eterna.

Me deprime estar sentando en mi habitación con las luces apagadas mirando al vacío, pero supongo que es necesario, a veces necesito no pensar, pero me gusta pensar, pero no pienso, me cansé de preguntarme constantemente en "¿Qué coño piensas?". Me deprime no el hecho de la falta de palabras, me deprime el  hecho de imaginarme cielos grises y tú sepas con certeza que son azules, y no me lo digas.

Suelo ser tan complicado como me es posible serlo, aunque vivo mi vida tan relajado como se pueda ser, los lunes me deprimen, y más si son lunes con pintas de domingos, pero los domingos no me deprimen, me deprime tener que sonreírte porque no tienes la culpa de nada, y no puedo molestarme porque solo me parezca que la vida está comenzando a ser muy injusta cuando saca sus cuentas a mi favor... Así que no existen razones para arrecharme.

No me deprimo porque un día la historia haya perdido alguna clase de consistencia, me deprimo porque no fui capaz de decirte "Yo nunca te abandonaré", no existe un motivo/razón para este post, pero aquí está y eso no me deprime, todo es respirar y sonreír, eres genial.

miércoles, septiembre 1

Un Final Feliz Para Esta Historia, Súperhistoria #16


He llegado a pensar que no existen finales felices, y mucho menos para esta historia. Esto no ha resultado del todo un, "Yo te digo que siento", "Tú me dices que sientes", más bien creo que ha resultado un "Ya me estoy aburriendo de ti". No lo sé, así como cuando tú no sabes que sientes, que quieres, exactamente igual como cuándo yo no sé que piensas, que sueñas.

No dejo de imaginar que podría ser, como tampoco dejo de imaginar lo que no podría ser, no sé si realmente quiero saber, o no saber, a veces me gusta creer que no saber es mejor que saber, pero otras veces la curiosidad es mucho mayor.

No sé si se me nota esta tonta frustración de no poder entenderte, de no saber si te estoy llegando o no te estoy llegando, si en algún punto toque tu corazón, o si jamás pude derribar esa pared de melancolía que te rodea, y finalmente esta inseguridad de no saber si te molesto o no soy bienvenido, si necesitas espacio y yo no te lo estoy dando...

Sé perfectamente que es un poco en parte por querer ver cosas dónde no las hay, por pensar tanto y tanto y tanto... No sé si mi ruda sinceridad de quererte tanto, y repetirlo tanto, te ha asustado, no sé porque estoy comenzando a creer que falta poco para que digas "Eres muy especial pero no te quiero hacer daño", -maldita sea- pensaré, para luego decir "Hazme daño, no me importa que me hagas daño, sólo hazlo"....

Cómo no sentir que la estoy cagando, no quiero jamás decir esa frase, no así, no de esa forma. La vida se hace la dura, y somos tan tontos cuidando un corazón que nos durará toda la vida, para ti no lo sé, para mi en cambio seguir soñando en como será el desenlace, pero es tan difícil imaginar un final feliz para esta historia.

lunes, agosto 30

No Tiene Mucho Sentido, Paranoicas #8



Las paranoicas siempre serán sobre mi, de lo que siento, pienso y necesito, sobre mis sueños y miedos, sobre mis deseos y mis incalculables errores, muy pocas veces de mis virtudes, pero siempre casi siempre de mis fallos.

Como es obvio es más fácil escribir estando melancólico, la felicidad absoluta genera en mi un bloqueo natural, hay días como hoy en los que llueve y me siento triste, otros días no llueve y también estoy triste, pero no siempre estoy triste, a veces llueve y soy feliz, y sólo los que me conocen se dan cuenta de los detalles, de como conjugo el verbo ser o estar, con la felicidad o su contra-parte, filosofías de vida quizás.

No comprendo mucho a este mundo, mucho menos el país dónde nací, y en el que espero morir, pero no sin antes hacer con mi vida algo importante, retribuir, no sólo palabras que se queden añejadas en un blog, no sólo sentimientos que se queden estancados dentro de mi, mucho menos impotencia porque querer hacer y no poder... Es obvio que algo ha cambiado, que existe una sensación distinta, quizás nuevos sentimientos, a lo mejor frustración, no lo sé, a veces no estoy muy seguro de qué es lo que siento, o qué quiero...

Sé que últimamente no me guardo mucho lo que siento, no hago nada guardándome esto que me haces sentir, tal vez a ti te sirva más, por eso lo comparto contigo, atrás quedaron esos días en los que en mis paredes quedaron grabadas cada uno de mis pensamientos, a lo mejor es porque me he dado cuenta que en verdad a la final sólo hay que aprovechar las oportunidades, ser felices, lo que en consecuencia me lleva a deducir que: "Si hoy me callo mis sentimientos, a futuro me estaré lamentando por cosas que no dije o que no hice", y ese es el tipo de vida que siempre he querido evitar, no estoy para arrepentimientos.

Y muchas veces me siento bloqueado, ausente, aislado, no sé, solo... quizás, aunque la soledad nunca me ha afectado, en realidad me gusta, creo que es parte de esta cosa sin sentido, son mis ganas terribles de presionar las cosas, de que todo suceda ya, no sé esperar -es una habilidad de la cuál carezco-, quisiera que las cosas se dieran ya, sin procesos, sin pensar mucho, lo que es bastante contradictorio ya que estudio una carrera que se vale de procesos, de pensar...

No tengo mucho sentido, ni mis palabras la tienen, tampoco este momento que se detiene en medio de la noche, cuando son la 1:01am de un día cualquiera, en un mes equis, en un año determinado de mi vida, que finalmente no tiene mucho sentido.

miércoles, agosto 25

Nos Volvimos Uno, Súperhistoria #15


No se conocían, jamás se habían visto antes, pero ya sea por cliché, por "suponer" que la vida se trata de eso, por esperanzas, por la necesidad de una alma gemela, cada uno sabía que en alguna parte estaba su otra mitad, su complemento, ese ser que completaba la dualidad que nos hemos inventado, para creer ciegamente los unos a los otros, el motivo para amarnos sin comprender muy bien porqué o cómo.

Él un ser sin preocupaciones, con sonrisas para regalar, abrazos que dar, sueños que alcanzar, metas establecidas, de esas personas que ayudan incondicionalmente, de los que temen al karma pero no se arrepienten, de los que no creen tanto en los porqués sino más bien en los ahora, para él encontrar por fin la luz que le de sentido a su vida, para finalmente convencerse que una de las cosas que hay que hacer en esta vida es enamorarse perdidamente, no tanto porque necesite sentirse completo, más bien para olvidar las noches solitarias, tener más tardes compartidas, motivos para filosofar eternamente con el roce de las palabras sobre el cuerpo de quién ama, para así por fin sacar ese montón de besos guardados en su buró y entregarlos a quién realmente se los merezca.

Ella, una chica afanosa, dulce y amable, con una extraña inocencia que jamás perdió a pesar de haber perdido muchas otras cosas, misteriosa aunque siempre negará serlo, cómplice de sus pensamientos más secretos que provocarían en ella esa vergüenza nata típica de sí, de pocas palabras, creadora de sueños que jamás compartiría por imponerse auto-censura, tan alegre, una melancólica perdida entre lo bueno y lo malo, disidente de un mundo tan insano, para ella lo necesario, lo justo, lo que ella sentía merecer, una mano derecha, esa pieza del rompecabezas que haría que todo tuviera sentido, ese ser que le daría sentido a las cosas pequeñas, a las sonrisas y miradas, a las caricias que mantuvo guardadas con ella hasta encontrar a la persona perfecta.

Para ambos, la necesidad de tener sentido, lo que finalmente estaban buscando, que todo encajara como piezas de lego con las instrucciones a un lado, dónde no falte ni sobre ninguna pieza, el soundtrack perfecto...

Que un día coincidieran no fue casualidad, para él las casualidades no eran más que confabulaciones de la vida, para ella las consecuencias de nuestros propios actos... Para él, ella fue perfecta, para ella, un sueño del cuál era justo y necesario jamás despertar.

Pero somos fugaces, fueron fugaces, el amor no se extinguió, por el contrario ellos sí, ellos dejaron de existir, pero lo que él le dijo a ella nunca se borró, lo que ella sintió jamás lo olvidó, lo que hicieron juntos perduró, el soundtrack de sus vidas fueron los Arctic Monkeys, que le dieron ritmo a cada uno de sus actos, que le proporcionaron letras a cada una de sus miradas, a cada una de esas caricias, en esa noche que por casualidad de la vida esos seres se encontraron, se conocieron, se amaron y se unieron.

domingo, agosto 22

Hoy Me Escribo, Paranoicas #7


El tiempo se fue volando, y con el muchas personas se han marchado, es inevitable, parte de vivir y de morir también. Parte de todos estos fragmentos de vida unidos con cinta adhesiva, intento no perder el control, escribir siempre que puedo, derrotando este bloqueo que poco a poco ha vaciado mi cerebro.

Trato de comenzar a no perder la cordura, poniendo en orden mi vida, tomando decisiones, definiendo la ruta que por fin, finalmente caminaré, trato de no apresurarme pensando en quién sabe que cosas, mirando a un lado y sintiendo que todos ya tienen una idea de vida, un sueño que perseguir, un futuro que alcanzar, a veces creo que no tengo nada de eso, que no sé por fin a donde me llevará esto que estoy haciendo, finalmente sólo soy un chamo que vive día a día.

Mis amigos comienzan a conseguir sus almas gemelas, hablar de bodas, niños, casas, carros, de nombres y apellidos, de situación económica, de fechas, de vestidos y tuxedos, mientras que me paso las noches pensando en amores lejanos, cantando cualquier canción medio sentimental, recordando citas para citarlas -ja-, e inventándome historias que imagino y que nunca escribiré.

Evito con todas mis fuerzas caer en drama, y comenzar a pensar que estoy destinado a amores fugaces, a noches aisladas en dónde sé perfectamente que son esas mismas noches las que quiero vivir todas las noches de mi vida, pero que al día siguiente se desvanecen, mientras tanto me la paso inventadome frases redundantes. Generalmente creo que doy demasiado, soy muy honesto con lo que siento, "Quiero ser yo a quién tu elijas", "Quiero ser yo quién te regale el momento más perfecto"... Eso asusta, asusta mi entrega.

Lamentablemente creo más en el romance que en cualquier cosa, creo en esto de pensarte, imaginarte, y tristemente no tenerte, creo en esto de extrañarte, y quererte de lejos, creo en el espacio que nos separa, creo en los días que no te veo, en las noches que no te escucho, creo en mi soledad y mi gran espacio lleno de música, creo en las canciones que me hacen pensar en los momentos que quisiera compartir contigo...

Y aunque parezca muy obvio, me gustaría saber en que crees tú.

miércoles, agosto 11

De noche escribo y siento…

Hice catarsis con esta soledad tan concurrida, comencé a organizarla por colores, tamaños y promesas, por época, por tacto y por sabor. Hice catarsis de tus ausencias, y también de las palabras que no te dije, pero que comencé a grabar en las paredes de mi habitación, igual nunca las viste, igual nunca te las dije...

viernes, julio 9

Cuando El Tiempo Se Va, Paranoicas #6



De pequeños el tiempo no es más que uno palabra que no entendemos, ¿Qué son 5 minutos?, ¿10? ó ¿20?... ¿Qué es el tiempo realmente?, para un adolescente el tiempo que dura en la ducha, las horas de sueño, el tiempo para comer y dormir, para un adulto es el dinero, el pan para la casa, son las noches en vela y el insomnio, es la cocina a la hora del almuerzo, y el trabajo a la hora de la salida, son los 15 días de vacaciones anuales, y las quincenas que se acumulan en un cuenta bancaria.

Cuándo el tiempo pasa, más importante se hace, y comenzamos a entender que menos tiempo tenemos. Él de pequeño no entendía del todo que eran 5 minutos, ó 2 horas, para él un lunes podía ser un miércoles o viernes. El tiempo era jugar, por horas, sin descanso, tiempo era la hora de dormir, eso era el tiempo para él, no más que las transiciones entre sus acciones, no más que una palabra con la cuál los adultos se complicaban la vida.

De mayor el tiempo tomó otras características, entre más rápido hacía las cosas mejor, más tiempo libre, más tiempo para descansar, comer, dormir, salir a pasear... Estudiar eso también era tiempo, llamadas telefónicas, noviazgos, lunes como lunes, viernes como viernes, pero a veces un sábado como domingo, y domingos como domingos, pero de resto el tiempo era bien invertido.

Se pasa la vida, llegan las inevitables arrugas, las canas, el tiempo no pasa en vano, no hay apuro, la mayoría de los días parecen domingos, y solo queda la paciencia cuando el tiempo se va, la ausencia, y la paciencia. Miradas pérdidas en el horizonte, pensamientos encerrados, silencios prolongados, viene el final, el punto de cierre a esta historia, la moraleja de este cuento... A él sólo le queda esperar, aguardar y pensar en el tiempo que se fue y no volverá, pensar que tal vez otro día se podrán reencontrar.

domingo, junio 27

Xtraviada #0 - Y ¿Quién tiene la culpa?


¿A qué le temes?.

(Silencio)

Pero, ¿A qué le temes?.

(Mucho silencio)

Mucha gente te acompaña.
Mucha gente.
Demasiada gente.

(Silencio)

Tienes amigos.
Tienes muchos amigos.

Estoy triste, el futuro no tiene esperanza y nada va a mejorar. Estoy aburrido e insatisfecho con todo, soy un completo fracaso como persona, soy culpable, y estoy siendo castigado, soy culpable, muy culpable. A veces podía ser capaz de llorar, pero ahora estoy más allá de las lágrimas, a veces podía ser capaz. He perdido el interés en otras personas, así como lo han perdido en mí. No puedo tomar decisiones, no puedo comer, no puedo dormir, no puedo pensar, no puedo superar mi soledad, ni mi miedo, ni mi asco, no puedo escribir, no puedo amar, no puedo hacer el amor, tampoco puedo coger, no puedo estar solo, ya no puedo estar con otros.

Tuve una noche en que todo se me revelaba, cuando la depresión me visitaba. No quiero vivir, y estoy bastante consciente de mi mortalidad, pero no quiero morir, estoy celoso de la gente que puede dormir, y cuando despiertan envidian mis noches en vela, en donde pienso, sobre mí, sobre todo, pienso. La gente tiene suerte de no conocer su verdad, por mi parte el dolor se está convirtiendo en mi normalidad. Alguien toca, me toca ahí, y la herida de hace algún tiempo atrás se abre, se expande, imágenes, sonidos, manos, muchas manos, se abre, se expande, pero vuelvo, vuelvo a esta inexpresiva habitación que contiene cada una de mis partes, y todo carece de sentido, si, carece de sentido, pero no quiero morir.

"A veces me gusta mantener tu aroma, y pensar en tí, y sentirte cerca, y saber que existes, y no me puedo contenerme, tengo que expresar lo que siento, expresar estos malditos sentimientos que se anidan en mi interior, esos sentimientos que se arraigan en mi maldito interior, y no sé cómo no puedes sentir nada por mí, cuando yo siento todo esto por tí. Y te busco, y sabes, nunca en mi vida he tenido problema con darle a otros lo que quieren, pero nadie ha podido hacer eso por mí, nadie me toca, nadie se me acerca, pero tú sin querer me has tocado tan profundamente que creo que es un sueño, y te busco, pero no puedo encontrarte, y comienzo a creer que amo a alguien que no existe, tú no existes. Y te odio, te odio por rechazarme, te odio por hacerme sentir mal de mí mismo, te odio, te odio por despreciar mi amor, y odio a Dios por hacerme amar a una persona que no existe."

Estoy muerto, y no tengo nada que decir de mi enfermedad... La gente ama de mi lo que me destruye, aman esa patología que se genera en los pliegues de mi mente, y la razón me invita a creer que existe una realidad objetiva en donde mi cuerpo y mi mente son uno, pero no estoy aquí y nunca han sido uno. Hago las mismas preguntas, con ganas de poner palabras en mi boca, pero solo logro ahogarme en tu puta vergüenza, tu verdades, tus mentiras, no las mías. Este no es un mundo en el que quiero vivir, ya nada me devolverá la fe.

Ahogado en el frío estanque de mi interior, hundido en la fosa inmaterial de mi mente. Tengo que ser yo, pero la esperanza no podrá levantarme nunca más, pero tengo que ser yo, después de esta madrugada no volveré, no existiré, se acaba, todo se acaba, llegamos al final de esta sucia historia, si el final de esta triste y sucia historia... He estado despierto por mucho tiempo, pero no quiero morir.

(Silencio)

No crees ¿Qué todo esto no es más que un grito de ayuda?.

(Silencio)

"Aunque así lo fuera, no creo que alguien lo escucharía".

Creo que alguien te escucharía.

(Silencio)

"¿Odias a todas las personas infelices o tienes especial desprecio por mi?".

No te desprecio, no es tú culpa...

"Estoy deprimido, pero claro tú no sabes que es la depresión... (Silencio) la depresión es la ira, son las cosas que hiciste y las que no hiciste también, son los errores, la rabia, es la culpa y claro también a quién culpas".

Y ¿Quién tiene la culpa?.

(Silencio)

"Yo".

21 - Oct. - 2008
1:39am

martes, junio 22

En Tu Mirada Quiero Nadar, Súperhistoria #14

El faro
Así como decía una canción, lo sentía él… Nadar en su mirada, perderse… En cambio ella, de momentos a veces sólo quería un poco de conversación, nada muy importante ni necesariamente muy exagerado, simplemente un cómo estás, un cómo te sientes, o quizás un cómo te va.
Él sólo pensaba en su espalda, imaginando siluetas ajustadas a las olas del mar, cuestiones inconexas entre amor y sexo, sexo y amor… Para ella totalmente distinto, uno con lo otros, lo otro con uno… Flotando, imaginando, deseando, soñando…
Sin embargo ella quería hablar, y no caer al fondo, dónde nace el agua, a dónde los peces van, para luego perderse entre lo que no pudo decir, y lo que sintió y lo que si dijo pero no fue suficiente. Para él hablar estaba demás, sólo un trillón de palabras desperdiciadas, cuestiones que se arreglaban con buen tacto, pero que a la final no se arreglaron.
Él no quizó nadar nunca más en su mirada, y ella se quedó pérdida en el fondo junto al mar, flotando en soledad.

lunes, junio 21

Actualizando mi vida

Desde ahora en adelante, trataré de estar por aquí.

sábado, mayo 15

Devuélveme Mi Cordura, Paranoicas #5


Escríbeme en azul, y entonces me tomaré el tiempo que sea para leerte. En verde no, ni en el color que sea, azul hoy es azul. El cielo a veces es azul, otros veces aquí en este lugar se pone morado, anaranjado, amarillo, y entonces ya no te sientes aquí, pero irónicamente sólo aquí se ve así y si no es así no me importa, prefiero creer que si.

Escucho silencio, pero si el silencio es silencio, entonces no se puede escuchar, escucho la nada entonces, escucho el vacío, y como quieras decirle, en pocas palabras no hay palabras. Escucho paredes, escucho el techo, escucho las ventanas, y hasta el piso, me habla la vida, el aire, el viento, y hasta las personas que no solían hacerlo, regresan los muertos y los vivos que se hicieron pasar por idos, los venidos y los que están aquí.

Pero no quiero hablar con nadie, eso me pasa hoy, no sé si te pasa a ti también, y me escondo, y sé que te escondes, y nos escondemos todos, pero la cosa es que realmente no nos escondemos, simplemente nos miramos y no decimos nada, seguimos caminando, seguimos de largo, nos hacemos los locos, que debo decir es mi completa especialidad. Luego se me olvida lo que hago, en dónde estoy, y con quién, pienso en canciones pues es mucho más fácil concentrarme de esa forma, pienso en palabras que flotan, pienso en videos musicales que se escabullen entre los acontecimientos de mi día a día, en gente caminando por calles a un paso acelerado, cantando una canción donde las guitarras se asemejan a voces agudas que destrozan tímpanos.

Pienso en historias, en situaciones que quiero generar, pero que nunca generaré. En diagramas de clases, en modelos de entidad de relación, en diagramas de actividad y de estado, pienso en c++ y pseudocódigos, me imagino diseños y colores, etiquetas y loops, imagino mundos-xtraviados, árboles verdes, nubes moradas “Si moradas”, en fin cualquier cantidad de cosas, cualquier cantidad de cosas. Saltan rayas y círculos, saltan cuadros, se pone en negro, mi mente se pone en negro, se pone en blanco, mi mente se pone en blanco… Hablo con amigos imaginarios, y es a ellos a los que les pido devuelvan mi cordura.

jueves, mayo 13

Hoy Digamos Que, Paranoicas #4


Efímero el tiempo, y con el los años que se acumulan, que pasan y pasan, que se adentran en mi ser, y destruyen de a poco lo que constituye a los seres vivos, lo que me constituye, un año más, así como lo acumulaste tú, así creo que lo acumule yo, una cuenta inexacta de errores y triunfos guardados entre números, buscando de alguna manera dejar una huella, que el tiempo no pueda diluir esa marca que diga quién fui, y quién seré mientras el tiempo aumenta con creces las marcas en mi cuerpo, y en el tuyo. Él, ella, fueron, son, dicen y lo que no dicen de alguna manera también está, también existe, gritos, llantos, amar y no amar.

Callo pues no me gusta mucho hablar, me tildan de ocular cosas, de no decir lo que pienso, de guardarme mis pensamientos, y ¿Es qué acaso no lo hacemos todos?, y ¿Es qué acaso eso no se hace?... Estoy distinto, pues así me lo han dicho, a lo mejor he dejado de vivir en las nubes, estoy más acostumbrado a mis responsabilidades, más acostumbrado a la realidad. Uno se atasca, pero hay quienes huyen de eso, no huyo.

Digamos que, si todo sigue así, así seguirá. No es que pretenda echarme a un lado, y dejar que todo fluya, no soy del tipo de persona que deja que el río avance y no hacer nada, pero ahí estoy, ahí vamos. Cada re-comenzar es difícil, es muy difícil culminar un ciclo y verse allí sin nada, y luego tratar de comenzar otro. Pero ahí le damos, lo intentamos. Hoy digamos que, será perfecto.

Algo que decir #7

Las personas que uno siempre recuerda, no son las personas adecuadas... Luego, te das cuenta que en tu vida no han había muchas personas.

domingo, abril 25

Sin Motivos, Súperhistoria #13


No es complicado saber porque dicen que la vida es pura ironía, y es que si de mí dependiera te daría mi vida, así te darías cuenta de que hablo cuando digo que no existe ironía más arrecha que la vida misma. Esta historia la contaré sólo una vez y espero exorcizar cualquier fantasma que pueda quedar, dame un motivo, dame una razón para comenzar… El motivo fue amor, te conocí, me conociste, o por lo menos hice el intento de hacerlo, del cual debo decir que no me arrepiento. Descubrí el verde de tú vida, el chocolate, la arena, y el montón de sueños y fantasías.

Avanzar crecer, querer, soñar, echar pa’lante, todos sinónimos de tu nombre. Descubrí la D y con ella soñé, un mes, dos meses, algo sentía allí, y eso que hasta entonces ni un hola de boca a boca se había dado, otro día, otra noche, otro sueño, otro sol, otro día y sin pedirme que me quedará, lo hice, no necesite un motivo, una razón… Noches en las que mi luna soñaba con la tuya, y me decía que eras tú, tú a quién yo esperaba. Otro día, otra noche, y es que nunca podría terminar si todo lo que vi en ti me pusiera a contar, entre tus defectos, entre tus virtudes, pude ver hasta dónde me fue posible ver.

Pero todo lindo comienzo, tiene un final poco feliz, y es que este cristal que yo me había inventado, me había explotado en la cara… Con un rotundo “no” me despejaste de esperanzas y con un “no eres suficiente” mataste lo poco de mi que aun quedaba. Y si te digo que jamás te pensé, te mentiría, y si te digo que jamás te soñé, no me creerías, supuse muchas cosas entre ellas el hecho de que existía otra persona, tuve razón y no aparecí por aquí hasta mucho tiempo después, tiempo donde te imagine imaginándome, por la calle te conseguí, pero que puedo decir, el loco me hice y no por ti, lo hice por mí.

Y si te digo que no te pensé, te mentiría, y si te digo que no te soñé, no me creerías. Un año después nos volvemos a encontrar y a decir verdad yo sin esperanzas estoy ya, pero comienzas hacer cosas que me confunden, luego una noche decides hablar y sueltas tus sentimientos los cuales con mucha atención procuro escuchar. De tu mejor amigo te habías enamorado, muchacha deprimida, también me contaste que con él vivías, pero que todo pronto acabo y que triste estabas hoy, que pronto sería tu cumpleaños, y ese día él un regalo te había dado, tu primer beso. Fue allí cuando dijiste “Esto es amor del intenso”.

Yo no lo podía creer, tu mejor amigo y tú, no podía ser. Como buen amigo que estoy acostumbrado a ser, te aconseje, y supongo que tu mejor amigo en ese momento fui yo, pues cuando me dijiste gracias, yo te dije de nada, fue allí que te dije que en verdad te quería, y en tu búsqueda de un buen párrafo para decir adiós, sólo de ti salió un gracias nuevamente. Yo me fui sin decir una palabra más, pues el amor no se recibe, simplemente se da.

lunes, abril 19

Lo Que Siempre Fue, Súperhistoria #12

Lucas con varios años de edad, los adecuados como para saber perfectamente que significaba amar, a pesar de que pocas personas le habían abierto su corazón. Absurdamente tímido y silencioso, para algunos sólo una sombra más al final de la imagen, un paisaje que se confunde con el paisaje, con las ramas y las hojas, con el viento, el sol y el mar, la arena dónde millones de palabras de amor fueron escritas pero no para él, nunca para él.

Lucas, mejor amigo siempre, consejero, paciente, amigable, silente… El perfecto idiota que siempre estuvo, siempre estará. Adonde van a llorar los desolados corazones que rotos están, Lucas los arregla, los motiva, les enseña, les quiere y luego se van. Mejor amigo Lucas siempre será. ¿Quién escucha al pobre Lucas cuándo él quiera conversar?, “La sed de respirar”, “La sed de está turbia soledad”.

Lucas hoy tuvo ganas de amar, pero uno a unos los corazones se van, pobre Lucas que con él nadie quiere estar. Y no sabe de dónde viene ni a dónde irá a parar; hoy Lucas se enamoró pero pronto pasó lo que era de esperarse, “Gracias” dijo un tonto corazón “Siempre serás mi mejor amigo”, y con eso mataron su tonta ilusión. Una vez lloró y lloró, y otro día también lo hizo, luego al tiempo el corazón le rompieron ¿Quién se lo sanará, si Lucas es el que sana y cura corazones rotos?, ¿Quién escuchará al pobre Lucas cuándo quiera hablar?, ¿Quién lo mirará a los ojos, y le dirá que con él quiere estar?, ¿Quién será, el corazón que a Lucas quiera amar?.

Mi Desahogo, Paranoicas #3


Generalmente él se hacía el interesante, sólo y únicamente para decir aquí estoy, existo. Era cuestión de hacerse notar, de ser de aquí o de allá, en realidad no importaba el lugar, la cuestión realmente y poderosamente importante era “Procurarse un lugar”, ser alguien. Tener esto o aquello, o llevar estratégicamente la contraria para tener en sus manos a los otros.

Es ridículo lo sé, ni yo sé porque escribo sobre esto, a lo mejor por lo asombrosamente diferente a mí, a lo mejor por lo poderosamente distinto… No fue un buen comienzo en realidad, y en este momento pienso en “Siempre habrán cosas que decir, siempre”, y lo que pueda parecer importante sería si decirlo o no decirlo… Hoy no tengo ganas de comenzar mi confesión, ni mucho menos proseguir con otro millón de “Porque siempre me llamaste la atención”, no tengo ganas de soltar los “Perdóname” que muchas veces sentí y que jamás dije, porque como ya he dicho, hay cosas las cuales es mejor guardárselas. Pero no te preocupes eso no involucra directamente a mi entorno.

Uno se preocupa tanto por tantas cosas, que comienza a olvidar lo trascendental, aunque cuando uno dice importante hay personas que podrán diferir de uno con respecto a sus prioridades, y bueno no soy una persona que le importe mucho si los demás “aceptan” o “aprueban” mis prioridades, o si les dan el visto bueno, no me interesan.

Y es que no soy una persona que se moleste fácilmente y sé ocultar con clara facilidad lo que siento por otras personas, siempre habrán señales pero lo más obvio nunca es lo más exacto. Vivo de detalles, que transforman mi vida en lo que es, y precisamente eso es lo que soy, el resto sobra, sobran palabras, situaciones y personas. No suelo aferrarme al tiempo, pero no siempre; no suelo aferrarme a recuerdos, pero no siempre; quizás hay días que lo necesito, de resto sólo hago silencio, pues no suelo tampoco referirme a mí, si puedo optar por referirme a ti.

Hoy no tengo un millón de razones pero tampoco las necesito, no hay excusas, ni motivos. Procúrame un tiempo y no te preocupes porque no vas a desperdiciarlo, ahora… Para mi debo procurarme las palabras adecuadas, para ver si por fin puedo procurar enviar las señales adecuadas, y es que finalmente todo esto es: un te doy, tú me das… Lo más difícil sería dar el primer paso, y todo dependerá de la persona que procure dar la primera señal concreta.

martes, abril 13

Tardes/Noches, Paranoicas #2


Todo es más divertido cuando llueve, cuándo gris está el cielo... Soy de los que prefieren gastar su tiempo en eso, en mirar por la ventana, tampoco suelo ser muy comunicativo, por lo menos no hablo de lo que realmente siento o quiero, puedo hablar, y hablar, pero siempre serán cosas tan superfluas, tan de lo común, que quizás no quieras hablar conmigo, tampoco espero que lo hagas, yo tampoco lo haré. No hoy, ni ayer, ni mañana, ni los días anteriores o después del momento en que te preguntes ¿Qué fue de él?, tendrás que preguntarte también “¿Qué fue de mí?”.

No lo haré.

Vino Christine, vino Javier, vino Ricardo, y María Mercedes también, vino el que no tenía que venir, y la que si tenía que venir no vino, vino el tiempo, el espacio, y la dimensión que se acumula en un sólo punto... Así fueron 10 dimensiones, que contienen todo, tus manías, las mías, los atardeceres lluviosos que tanto me gustan, y los días soleados que no me gustan, mi cabello largo y el corto, lo que quiero y lo que no quiero también, las noches, tú vida, mi triste ausencia, entonces se hizo de noche...

Luego dejaron de venir, se fue Javier, Christine, Ricardo y María Mercedes, se fueron... No hubo momentos, no hubo. Simples y largas notas de una guitarra, acompañadas por versos de un chico con acento inglés, de rayos y llanto, de más atardeceres, de casas y circos. Tarde y noche, es cuándo mi humor se desvirtúa, se desvanece cada partícula, cada sensación, se atenúa cada sentimiento, cada respiración. Cuerdas, átame a las cuerdas, no quiero que me llame mi propia reflexión, y me lleve a portarme bien. ¿Bien?, ¿Mal?... Tarde, no hay grietas, no las hay, noche. Pero, ¿Qué está bien?, quizás no yo, ni tú, ya es muy tarde.

Se acabo el tiempo...

Algo que decir # 6

Cuándo se trata de plasmar mis ideas, el tiempo no me alcanza... Si tan sólo todo fuera más lento.

Algo que decir # 5

Si solamente pudiera ser capaz de simplemente ser... Todo sería más complicado, prefiero no tenerte y ya. Eso sucede cuando nos hacemos los imbéciles. La historia de mi vida.

domingo, abril 11

Insomnio, Paranoicas #1


No fue fácil, no lo fue, no fue ni sencillo, ni extremadamente feliz. Simplemente sucedió, cómo cuando la gente decide morirse, sucede y ya, lo decidió y ya, sin mucho drama, sin mucha trama, sucedió y ya. Uno hace las cosas y listo... Hay quienes prefieren pensar, no soy de los que piensa demasiado, tampoco soy de los que se arrepiente, tampoco soy de los que se justifican, pero no viviré dándome golpes de pecho, los golpes a los que les gusta golpearse, por mi parte la prosa.

Entonces,-(porque me gustan mucho los adverbios de tiempo)-, no fui capaz de conciliar el sueño, comienzo a darme cuenta de que estar loco no necesariamente es decir locuras, no necesariamente es bueno o malo en dado caso... No pude ser capaz de soñar esa noche, ni muchas otras noches atrás, y quizás muchas otras noches adelante tampoco sea capaz. No fue fácil, pero es como cuando la gente decide amarse, sucede y ya, se besan y ya. Hay quienes prefieren pensar, no soy de los que dejan perder oportunidades porque si.

Fue allí que el sueño no se volvió pesadilla, porque no fui capaz, simplemente no lo fui... No te preocupes tú tampoco fuiste capaz. Y me desperté no una noche, varias, pero no pocas, varias, pero no demasiadas... Las suficientes, las necesarias, y las noches se hicieron para escribir... Es como cuando la gente decide irse, sucede y ya, se van y ya. Hay quienes prefieren quedarse, yo soy de los que se quedan, de los que no duermen esperando pensar durante la noche, porque de día no piensan.

Suelo despertarme antes de tiempo, tratando de encontrar algo que no sé qué es, y la noche se acaba, y las horas pasan, el sol sale, y yo sin dormir. El insomnio es bueno cuando tienes ganas de escribir.

sábado, abril 10

Son 21 primaveras, Paranoicas # 0



Todo tiene un comienzo, todo tiene una trama y un desenlace, un inicio y a veces un fin -a veces, porque generalmente no sabemos darle un final a las cosas-, y las cosas se mantienen ahí, y están ahí y se pudren ahí, no me gusta que las cosas se pudran, o le damos un final o le damos un final. Nada de esperar a que la luna llegue y se vaya, y vuelva... Nada de esperar por nada, esperar por nadie a ver por fin que hacemos con ese montón de cosas que no le damos el final adecuado, que no exterminamos de una buena vez.

Comenzó mi nuevo año, y ya han pasado 2 días, establecer prioridades es lo primero, establecer sueños, metas y muchos "must", organizar un esquema que contemple los imprevistos, y vivir sin reservas. La vida se acaba, y no estoy para procurar esperar, esperar es una de las pocas cosas que no disfruto hacer. Experiencias tras experiencias, 21 años de momentos que se han ido moldeando para formar la persona que soy, frases, miradas, palabras tras palabras, sensaciones, experimentación, un poco de aquello, de esto también, de derrotas y éxitos (más de lo primero, que de lo segundo), pero eso sí, de nada me arrepiento.

... Lo qué uno siempre se pregunta es: "Si pudiera cambiar algo de mi, ¿qué sería?...", "Si pudiera regresar el tiempo, ¿Qué arreglaría?"... Yo no cambiaría nada, no arreglaría nada... Creo que hay tener mucha valentía para aceptarse como uno es, y aceptar cuándo uno se equivoca y hace mal, no siempre se puede, no siempre se es capaz de decir "Lo hice mal" sin tener que mirar alrededor, buscando culpables sabiendo perfectamente que el único culpable es uno mismo, y por una extraña razón las cosas malas son las que quedan grabadas, he procurado cambiar eso en mi vida, no puedo vivir recordando cosas que ni al caso, no soy ese tipo de persona.

Las primaveras vienen y siguen viniendo, lo importante aquí es que dejen algo al irse, que los años no pasen en vano, y tan poco terminar con muchos años y pocas lecciones, con muchos años pero en soledad...

21 años en los que he procurado ser lo mejor que he podido ser, y ser mejor cada día, de eso vivo... A eso me dedico. Hay quienes tienen esa intención de cambiar el mundo, pero jamás han tenido la valentía de mirarse al espejo y de cambiarse a ellos mismos primero. He aprendido amar la trama, más que al desenlace, jamás he intentado parecer normal porque sé que fallaría en el intento, nada de máscaras que disfracen mis intenciones, pero tampoco soy un libro abierto, no tengo un grillete y aquí estaré esperando por personas dispuestas a leerme.