sábado, abril 9

La Suma de los Días, Paranoicas #20

de41b0569d78df64bb2bd2be60022a217f8e979f_m
Mi realidad es la suma de mis sueños, suelo pedirme perdón por mi poca preocupación por olvidar, es ese miedo a no recordar nada jamás, y tener entonces que inventarme otra vida. Te imagine pensando, me pensé imaginando, ¿A dónde se fueron esos sueños?, ¿A qué lugar del mundo fueron a dar mis promesas cumplidas y no cumplidas?.

Lo que soy, no es más que la suma de mis partes, de mis ayeres y mis mañanas, el hoy, el presente, el ahora, es un rincón que no está vacío, que no está lleno, que estoy yo y el montón de cosas, recuerdos y momentos que me constituyen como persona, los dones y virtudes, pero más que todo defectos, mis imperfecciones, y mis silencios, todo eso y más, también lo que callo, lo que pienso y jamás diré, y lo que grité y gritaré también.

Llegar a cierta edad, es llegar a la suma de mis conclusiones, a la catarsis, a mi, llegar a mi. Yo soy ese que no se come las aceitunas, ese que cada noche antes de dormir debe arreglar la cama, que escucha música para programar, y jamás conseguirá el algoritmo perfecto para ser tan puntal como debería serlo, y he descubierto que he encontrado más de mi en ti, que en mi. ¿Quién es mi?.

Termino en esta habitación plana, vacía y que tan poco me describe, para tener un día más cerca al final, y un día menos de vida –si lo vemos en conteo regresivo-. Yo soy el que siempre se pregunta ¿Qué hemos hecho?, nosotros ¿Qué hemos hecho?, y sólo puedo sonreír, soy todo lo que he vivido y más, soy la suma de mis días.