martes, septiembre 7

Me Deprime, Paranoicas #9

Melancolia - Manuel Daniel Rivera

Silencio, después del desastre viene el silencio... Tengo está costumbre de escribirme, para entenderme, y luego releer-me para pensar, pero pensar no es lo que quiero, y que tú tampoco lo sepas me deprime. Un día falte en tu vida, ese día hiciste desastres, aunque depende del punto de vista, yo por mi parte que vivo inmerso en una profusa felicidad prolongada, hoy tengo ganas de deprimirme, supongo que para otra persona o para ti fue un gran logro, no lo veo así.

Un día me deprimí porque no llovió, hace pocos días lo hice porque llovió, y no pretendo comprenderme, supongo que el día que logré entender todo, ese día veré pasar cada uno de los momentos de mi vida frente a mis ojos, supongo que será el final, así que no me preocupo por no tener la certeza a veces, el valor, o lo que sea que necesite para entender cuál es el significado de está pintura.

Los libros no me deprimen, pero tú, tú a veces lo haces, y yo sonrió y te digo "Eres genial", y sigo sonriendo, y no es suficiente... A veces no sonríes y otras veces tampoco lo haces. Termino hablándome de no sé que cosa, en no sé que lugar, con no sé que personas, pensando que sólo es un día oscuro en está historia eterna.

Me deprime estar sentando en mi habitación con las luces apagadas mirando al vacío, pero supongo que es necesario, a veces necesito no pensar, pero me gusta pensar, pero no pienso, me cansé de preguntarme constantemente en "¿Qué coño piensas?". Me deprime no el hecho de la falta de palabras, me deprime el  hecho de imaginarme cielos grises y tú sepas con certeza que son azules, y no me lo digas.

Suelo ser tan complicado como me es posible serlo, aunque vivo mi vida tan relajado como se pueda ser, los lunes me deprimen, y más si son lunes con pintas de domingos, pero los domingos no me deprimen, me deprime tener que sonreírte porque no tienes la culpa de nada, y no puedo molestarme porque solo me parezca que la vida está comenzando a ser muy injusta cuando saca sus cuentas a mi favor... Así que no existen razones para arrecharme.

No me deprimo porque un día la historia haya perdido alguna clase de consistencia, me deprimo porque no fui capaz de decirte "Yo nunca te abandonaré", no existe un motivo/razón para este post, pero aquí está y eso no me deprime, todo es respirar y sonreír, eres genial.

2 comentarios:

Rosi dijo...

Todo eso también me deprime.
¿En qué coño piensas?

Luís-Ato-Olivera dijo...

Es tan frustrante.

Gracias por leerme <3
eres el rock.